Miércoles, 23 de Abril de 2014 Troyano.Com  
  ¡¡ Marx Madera !! Miguel-Andrés Troyano C.
  Inicio
Buscar con Google en MarxMadera   en Internet     
  Todo sobre los Marx
   Biografía
   Películas
   Libros
   Sonidos
   Fotos y Vídeos
   Citas
   Noticias
   Artículos
   Tienda
   Enlaces

  Los marxianos...
   Foro
   Visitas
   Votación

  Por si acaso...
   Buscar
   Mapa
   Autor

  Interesante...
CasadelLibro.Com - Todos los libros de cine que quieras

  Buscar con Google
  
  en MarxMadera
  en Internet
 
UNA NOCHE EN LA ÓPERA en DVD

El Foro de Marx Madera

Página inicial del foro | Añade tu comentario
· La almibarada pesadilla de Orson Welles, camarero de Groucho:
 Autor / Asunto  Comentario  Fecha / Hora 
Limited Liberty
La almibarada pesadilla de Orson Welles, camarero de Groucho
[Orson Welles]

[Nunca hubiera sospechado que el oficio hostelero fuese en Freedonia tan abrumador, ¡Yo! Orson, educado en las mieles del teatro, radio y cine, me veo envuelto en almíbares de desenfreno y perogrulladas, y no soporto el delantal, ni la cofia, ni mucho menos al maitre este que me limpia con el plumero como si fuese una gorda estatua griega...
Ay que joderse!]

[Groucho Marx]

[Camareroooo! Tráigame ese trozo de madera asada, chamuscada, pero que tenga canalillos, por favor, no carbonizada, que sabe que se me indigesta...Ah, y traiga su gracioso delantal y su cofia, usted me complace...]

[Orson]

[El señorítto, el señorítto. Me tengo que aguantar, semejante humillación no se le hace a un Montdrago, ni a un ciudadano de pies a cabeza...]

[Groucho Marx]

[¡Orson! ¡Venga sírveme, que es para hoy! Mira, estoy citado con el presidente de las Provincias Vascongadas. He resuelto ponerle una bomba en el coche, y claro, debo excusarme con una visita diplomática...]

[Orson]

[Caray, y menos mal que no me pide que me pinte los labios, porque eso sería ya la de Dios, eso no lo permitiría, y además, dispongo de mi ayudante-esbirro Charles Foster Kane...a ver si con su gracejo de millonario puede echarme un cable, ¡Qué deshonra! ¡Qué deshonra! Yo, que anduve transitando por toda Europa, en mi exilio de Hollywood! Por favor...]

[Groucho Marx]

[¡Me vas a hacer llegar tarde! ¡Jobar, ya! Trae la madera aunque sea cruda. Y me vas a escribir mil veces esta frase: "Los Montdrago somos guapas", por tardón.]

[Orson Welles]

[...y además, le quiere poner una bomba al principal líder de esas provincias Vascongadas...es que no pué ser, no pué ser, ¿Dónde está la Casa de los Lores? ¿Dónde el peloteo? ¿Dónde las babas por mí?]

...Groucho entra en la cocina, vociferando y con una barra de labios, le pinta los susodichos a Orson Welles, quien, fuera de sí y "violato", abofetea a Groucho en la mejilla...

[Groucho Marx]

[Enfadado estás más almibarado, Lord Montdrago...]

...guiño del ojo...

[Me voy, que me espera mi chófer...ya sabes, escríbelo mil veces, si no quieres que te obligue a llevar panties y ligueros como todo quisque inglés de la Casa de los Lores, ¿Estamos?]

[Orson Welles]

[¡Déjame en paz! ¡Yo no entré aquí por gusto! ¿Sabes? ¡Yo entré por absorción Freedoniana! Por lo visto, el tipo este, Libertad Limitada, vio mis filmes una y otra vez, sin descanso, para configurarme en su modus vivendi extra-universalizado...]

[Groucho Marx]

[¿Cómo? Soy el único que aún no se ha coscado!!]

...dirigiéndose a mí...

[Limited Liberty, no me engañes diciendo que yo soy el mandatario, porque tú me pones en situaciones muy embarazosas, si bien veo que a Orson le pones cofia y haces que sea lozana y hermosa a mis ojos... ¿Y tú, no te puedes meter aquí, que te demos tu merecido?]

...en fin, antes de provocar una desconexión de internet, daré fin a esta pesadilla de Orson Welles...

[¡Eh! Que aún no he terminado! O sea, me obligas ahora a ser un pone-bombas! No hay derecho. Aunque, visto así, ¡Por lo menos no estoy muerto, caramba! ¿Te das cuenta, Orson?]

[Orson]

[...pues es verdad, macho. Ya decía yo que me encontraba feliz y contento a pesar de todo esto. Y las pesadillas de almíbar, ¡Para mí son una dulce condena, una dulsé rendisión!]

...y eso. Orson escribió mil veces aquella frase, y luego pusieron en el cine: "Tres casos de Asesinato", donde Alan Badel casi eclipsaba a Orson Welles. Pero, por lo menos, no era protagonista el origen de sus lamentos:
¡Groucho Marx!

(Y yo, me escondo, por si acaso).

Jejeje.
19 Dec 2001, 15:51
 Añade tu comentarioArriba

Página inicial del foro | Añade tu comentario