Jueves, 28 de Mayo de 2020 Troyano.Com  
  ¡¡ Marx Madera !! Miguel-Andrés Troyano C.
  Inicio
Buscar con Google en MarxMadera   en Internet     
  Todo sobre los Marx
   Biografía
   Películas
   Libros
   Sonidos
   Fotos y Vídeos
   Citas
   Noticias
   Artículos
   Tienda
   Enlaces

  Los marxianos...
   Foro
   Visitas
   Votación

  Por si acaso...
   Buscar
   Mapa
   Autor

  Interesante...
CasadelLibro.Com - Todos los libros de cine que quieras

  Buscar con Google
  
  en MarxMadera
  en Internet
 
Cinevaluator - Evaluando el cine - Críticas de películas

El Foro de Marx Madera

Página inicial del foro | Añade tu comentario
· Al Bundy regresa para hablar con Groucho Marx:
 Autor / Asunto  Comentario  Fecha / Hora 
Limited Liberty
Al Bundy regresa para hablar con Groucho Marx
Para abreviar, pondré Al y Grou:

Al: "¿Misoginia = Sabiduría? ¿Qué pretendes darme a entender? ¿Acaso despistarme y llevarte a mi mujer, haciéndome creer que, realmente, no te gusta?"
Grou: "Por nada del mundo, Al. Tu mujer me excita, pero veo que te has percatado de mi estrategia..."
Al: "No, si ya decía yo que llegar a ser Mandatario de Freedonia no fue de gratis...algo te hace ser más, no sé, avispado."
Grou: "Lo primero es, pues que fui escogido, me inventé yo el chollo, monté la película, yo lidero prácticamente desde antes que Platón viniera al mundo."
Al: "¿Ah, sí? Pues yo he logrado casarme y no divorciarme aún, sin que medie mi genialidad, que no tengo, ni mi portentoso diario de vidas y reencarnaciones, que tampoco tengo..."
Grou: "Tú lo que estás es conforme con tu blandura de marido castrado, ¿No?"
Al: "Sí, y te diré una cosa, hermano: Estar castrado es un placer que tú nunca llegarás a degustar."
Grou: "Te refieres al sadomasoquismo?"
Al: "Efectivamente, ¿Ves? Eres ancho de entendederas, me gustas como Pontífice."
Grou: "Oh! Gracias, pero...¿Y cuando tu mujer te pide todo el dinero de la tarjeta de crédito?"
Al: "Me gusta, porque me da un motivo para follarla esa misma noche con fuerza irreversible..."
Grou: "Eres un semental. No sabía yo que los tipos como tú fueran tan...tan...imbéciles, perdona que te diga."
Al: "...y te diré otra cosa, hermano...no ofende aquél que quiere, sino el que puede. Y tú, desconocedor del sadomasoquismo matrimonial, no puedes ofenderme. Tienes que probarlo, mojarte el culo."
Grou: "Jajajaja, ¡Pero si cualquier mujer me pone a parir! ¡Yo lo que quiero es pronunciar discursos, mandar, dar que hablar, sorprender!"
Al: "Tú eres despótico, insobornable, no caerías en la tentación ni aunque te pagasen miles de dólares!!"
Grou: "En efecto. Lo mío va mucho más lejos que la mera tentación. Que sepas que la manzana, para mí, es de plástico."
Al: "Vale, así estoy más tranquilo. Por fin veo que mi mujer no te atrae más que un fraile capuchino."
Grou: "Exacto, oh cómo me alegro de encontrarte entre nosotros, Al. Eres un sabio consejero. Espero parlotear contigo en muchas ocasiones más."
Al: "...y siempre que mi mujer no me ponga demasiado colorado, porque si no, ¡es que el ridículo me extorsiona!"
Grou: "Como si te bajasen los pantalones en público, ¿No? Ya veo, ya veo, ya..."
Grou: "En ese caso, parlotearemos cuando tu mujer te pida todo el dinero de tu tarjeta de crédito, para asegurarnos de que está lejos, en algún masajista, mientras nosotros parloteamos y me aconsejas..."
Al: "¿Masajistas? ¿Estás de guasa? Eso yo no lo permitiría..."

Su mujer: "Hola, guapos. Que sepáis que un Putón como yo, lo único que chupa es el glande de su Chulo..."
Al: "Pero qué maravilla, eres grande. ¿Ves, Groucho? Nosotros nos revolcamos en el barro, y nos gusta. Tú nadas en la banca de Tío Gilito, y te gusta. A nosotros no nos gusta nadar, ni a ti revolcarte."
Grou: "¡Veo que estamos hechos el uno para el otro!"
La mujer: "Un momento. Yo también deseo entrar en el círculo vicioso. Deseo mi integración en Freedonia."
Al: "Mira, Betty, esto es para hombres, lo entiendes, ¿No? Tú estás afeminada, no paras de ponerme cachondo, tú estorbas, ¿Lo ves?"
Su mujer: "Está bien. Pero, Groucho, amor, apelo a tu autoridad, no escuches a este lamentable toro charolés, escúchame a mí, deidad putífera."

Llega Camilo José Cela:
Don Camilo: "Groucho, Al, Betty...como consejero del führer, pido la entrada de Betty como ciudadana de Freedonia."
Grou: "Ya estamos, como le gustan las putas a este escritor..."
Al: "...no duda en pedir su admisión..."
Pedro Picapiedra: "...cuando sabe que en la Logia..."
Pablo Mármol: "...sólo caben hombres..."

La Mujer: "Vale, pues me quedaré sin respirar, hasta que me admita Groucho, le principále mandatory... Humpf!"
Humphrey Bogart: "¿Me llamaban?"

...y como Groucho es muy generoso, la admite:

Grou: "Basta, basta! Venga, amigos, dejémosla que conduzca ella..."
Challenger: "¡No, no digas eso, no sabes que os podéis pegar la hostia de vuestras vidas!"

...pero Groucho se refiere, naturalmente, a que ella sea su chófer, en lugar del terrible Harpo de la side-car. Betty, la mujer de Al, será desde entonces, su chófer, pero en Mercedes.

¡Saludos!
10 Dec 2001, 18:36
 Añade tu comentarioArriba

Página inicial del foro | Añade tu comentario